Blog Microcirugía de la Hernia de Disco Lumbar

Cuando la decisión de operarse está tomada es porque los tratamientos no invasivos han fallado y no quedan más alternativas, generalmente debido a un dolor que no sede y una confirmación clara del disco herniado mediante resonancia magnética.
Hace una década, pensar en una operación a nivel de la columna representaba un gran riesgo de padecimientos futuros y largos procesos de rehabilitación y recuperación, por lo que las personas optaban por alargar la intervención quirúrgica y padecer los molestos dolores, encorvarse para evitar el dolor y hacerse dependiente de los fármacos.
Actualmente una intervención quirúrgica para tratar un disco herniado es totalmente diferente, las cifras hablan por sí solas, de los pacientes que son intervenidos a través de la microcirugía el nivel de éxito ronda el 90 por ciento en el caso de Hernias Lumbares y el 95 por ciento en el caso de Hernias Discales.
Cabe destacar que existen otras técnicas de intervención quirúrgica, pero la microcirugía para tratar la Hernia de Disco Lumbar es la que presenta mejores resultados, ya que consiste en la extirpación del disco a través de una pequeña incisión en la piel por la que interviene un microscopio quirúrgico, lo que la hace mínimamente invasiva.
Como hemos evidenciado, la microcirugía de Disco Lumbar es mínimamente invasiva, lo que garantiza mejor recuperación para el paciente; por otro lado, el especialista emplea un microscopio especial que le permite un mayor rango de acción y precisión milimétrica, vital y necesaria para realizar una intervención más eficaz.
Consulta con tu especialista de confianza en relación a este tipo de intervención y comprueba que esta técnica es la más adecuada para tratar tu caso particular. También te sorprenderás al ver los tiempos de recuperación estimados y lo rápido que regresaras a tu vida cotidiana, siempre con la advertencia de la importancia de hacer cambios en la higiene postural y evaluar las condiciones que te llevaron a la aparición de la hernia, evitando en todo momento repetir el patrón nocivo.

Deja un comentario