La impresión 3D en medicina puede ser agrupada en las siguientes categorias

  1. modelos anatómicos para enseñanza o planificación quirúrgica;
  2. bioingeniería de tejidos.
  3. ortesis externas personalizadas.
  4. prótesis e implantes.

El biomodelado 3D usado en la planificación preoperatoria, le permite al cirujano adquirir una mejor conceptualización espacial de la anatomía normal y patológica, que permite tratar y así elaborar una estrategia de manejo personalizada e incluso probarla antes y

durante el procedimiento real. En la actualidad son muchas las ramas quirúrgicas que se están beneficiando de las tecnologías de impresión 3D con estos fines alrededor del mundo, entre ellas neurocirugía, cirugía cardíaca, ortopedia, maxilofacial, otorrinolaringología, cirugía hepática, urológica, pediátrica, ginecológica, plástica, torácica, cirugía general.

Deja un comentario